1+(504) 8875 1757 [email protected] Final Ave, Teg, Hn

¿Cuáles son los factores que deciden sobre la popularidad de un producto?

Demanda y oferta son los dos pilares que deciden sobre si un producto se vende o no. No basta con que uno de los dos exista. Tiene que haber un equilibrio entre los dos. Si hay mucha demanda pero poca oferta no hay negocio. Es poco probable que tú consigas ser el único proveedor en un mercado no sea que hayas creado una marca desde cero. En tal caso siempre está la tentación de crear más producto para vender más a corto plazo y autodestrozarse el negocio a medio plazo (como ya lo han hecho otros en el pasado).

Un producto tiene que ser útil
A día el factor utilidad se puede interpretar de muchas formas diferentes: puede tener una buena funcionalidad cómo sería el último smartphone de tu marca favorita o simplemente darte un pequeño momento de felicidad como puede ser un trozo de chocolate.
Tiene que ser conocido
Es por ello que ahora mismo me estoy centrando en marcas conocidas. Ya han hecho esa labor durante decadas de darse a conocer. Han creado una demanda que yo ya no tengo que generar. No siempre tiene que ser la Coca Cola. En ocasiones las personas también buscan la versión más económica (p.ej. “alternativas a GoPro”) que te pueden ayudar a vender tu propia versión dentro del segmento que ha creado un tercero.
La accesibilidad es clave
En este punto reuno dos puntos que para mi van juntos. El mejor ejemplo para ello es Amazon. Con dos clics has comprado un producto. En la mayoría de los casos incluso a mejor precio que en otro sitio. Lo curioso es que mis hijos piensan que Amazon es una web donde se venden las cosas más caras porque me ven a mi que compro producot a un precio para venderlo con beneficio en Amazon. El precio no lo es todo para todo el mundo si es cómodo hacer el pedido y el riesgo es mínimo.
Dentro del mundo de objetos coleccionables
Cada nicho tiene sus factores especiales. El mundo de los coleccionables sin duda lo es un tanto. Algunos factores que se aplican aquí también se pueden aplicar de forma más general a productos no coleccionables.

Rareza: todo lo que tiene una cantidad limitada de oferta tiene tendencia a ser más demandado.
Peculiaridad: un toque diferente. Un color especial. Una pieza diferente. Una firma del artista. Un material diferente. Ese toque extra puede marcar la diferencia. Entro dos piezas parecidas puede marcar la diferencia entre una costando euros y la otra millones.
Historia: el storytelling vende. No es la primera vez que surge el tema en este blog (y tampoco la última). Las piezas que cuentan historias se venden mejor porque nos gusta contarlas.
Colaboraciones: lo puedes ver muy bien en diferentes marcas como Lego o Pokémon. Si se unen dos marcas potentes (Lego + Star Wars o Pokémon + Mario Bros) pueden subir precios rápidamente si además se une el factor de rareza. En Lego esa combinación es más común pero precio tenden a subir mucho una vez que el set ha alcanzado EOL.

Es increíblemente complicado agrupar estos factores en un producto desde cero. No es imposible pero estoy convencido que mucho depende también del azar. Ni el mejor marketing del mundo puede crear una demanda aplastante. En ocasiones el factor suerte también tiene su rol. A ver qué tal nos van las cosas cuando nos toque a nosotros.
Stay tuned.

https://www.marketingguerrilla.es/cuales-son-los-factores-que-deciden-sobre-la-popularidad-de-un-producto/